jueves, 23 de diciembre de 2010

La dieta Londinense


 
Hacia el final de su vida, a Jack London le costaba cada vez más escribir sus mil palabras diarias, y debía ayudarse con algún que otro whisky por la mañana. A pesar de las varias dolencias estomacales e intestinales –entre otras- de las que sufría, solía con frecuencia comer carne cruda ó en el mejor de los casos con apenas un golpe de horno, siendo el pato relleno con apio uno de sus platos favoritos, según narra Alex Kershaw, uno de sus tantos y mediocres biógrafos.
 
 
 
 
 
 
 
Jack London Literary Hero, por Robert R. Ferguson. Fuente de la imagen aquí.

No hay comentarios: