martes, 5 de octubre de 2010

Gulliver 451

El apasionante Farenheit 451 de Ray Bradbury hace mención a Swift en varias y curiosas oportunidades, lo que nos da indicios de cierta admiración de Ray hacia el deán de San Patricio. En el futuro alternativo planteado por Bradbury, los bomberos cumplen con la misión de…quemar libros. Guy Montag, el protagonista, le narra no sin desgano a su esposa que tuvo un día como cualquier otro y que había quemado algunos volúmenes de Dante, Marco Aurelio y Swift.
Sin embargo, Montag no estaba haciendo bien su trabajo pues se había guardado algunos libros; la curiosidad lo lleva a abrir uno al azar, encontrándose con una frase que lo suma de perplejidad: Se ha calculado que, en épocas diversas, once mil personas han preferido morir antes que someterse a romper los huevos por su extremo más afilado. El criterio de demarcación política en el país de Liliput era, pues, cómo romper los huevos: sea por su lado angosto, sea por su lado ancho, distinguíase así al oficialismo de la oposición.
A falta de sorpresas, a Montag se le presenta un hombre que dice ser Jonathan Swift, el autor de ese malicioso libro político, Los viajes de Gulliver.
Si os dan papel pautado, escribid por el otro lado.-

No hay comentarios: